Yo no espero nada




Ella: Es que no yo pido que me mandes flores … eso seria pedirle demasiado a la vida.

El: Es que para que quieres flores si se marchitan, no es una buena representación de mi amor por ti.

Ella: Si se marchitan … Como todo si no se cuida, nunca dije que quería que las flores me duraran toda la vida, tal vez no las llevaría lindas, pero siempre recordare que tuviste el detalle de regalarme un girasol, para estúpidamente pensar que soy el sol en tu vida.

El: Ahhh amor no te pongas así, si quieres mañana te compro toda una floristería.

Ella: jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja no si es que yo si soy bien ilusa, se me olvida con quien estoy hablando.

El: Mmmm pues amor, con el hombre de tu vida.

Ella: Si claro, por eso digo que mi vida es bien ….

El: Bien que?? Anda dime, ahora me vas a decir que no soy el amor de tu vida.

Ella: Ahh mi amor, lo eres, lo serás, pero es que a veces hago viajes al pasado, me estanco en la época que nos conocimos, perdona mi amor.

El: ( Se quedo callado, también recordó aquellos tiempos donde ella era feliz con aquellos girasoles que cortaba del jardín del vecino, ahora el trataba de arrancarle una sonrisa con collares de perlas, zapatos, vestidos de diseñador, una incertidumbre lo acompaño toda la noche, Ella será feliz?)

Ella: Buenas noches amor (le dio un beso en la frente), que descanses.


1 comentario:

Jenn dijo...

Fue algo sumamente hermoso...aunque teñido de una cierta cruel realidad...

Espero que los girasoles no se marchiten...y que antes de comprarte una floristeria...te compre UNA SOLA FLOR...aveces vale mas...