Encuentros Peligrosos I


Se encontraron en el ascensor del edificio donde trabajan.

Susana: Hola don Fabio.
Fabio: como esta doña Susana?
Susana: muy bien y usted don Fabio?
Fabio: bien muchas gracias
Susana: que buen me alegra, como le va en alcohólicos anónimos?
Fabio: mal, ya no estoy yendo
Susana: ah!!! Don Fabio, porque así? Cuénteme, le puedo ayudar en algo?
Fabio: sii!! Vamos a tomar!!!

Salen del ascensor, Susana le acepta la salida, pero se la cambia por un café.

Fabio: Pero vamos mejor por un cóctel?

(De camino a la cafetería comienza a llover)

Susana: no no no no no don Fabio, yo deje el licor hace mucho tiempo, ahora mis vicios son otros.
Fabio: ay si claro, cuales son tus vicios ahora?
Susana: no no, no son dignos de mencionar, son una castigo para mi noble alma
Fabio: mmm, sexo????
Susana: pues ahora mi vicio se ve alimentado por los placeres q produce la carne, una respiración agitada, unos cuerpos moribundos, ahí encuentro mi sosiego
Fabio: pues yo te puedo ayudar con eso!! Cocinar no?
Susana: no don Fabio no se hunda usted conmigo, es una agonía constante, la desesperación me esta matando
Fabio: es q si nos unimos, no tenemos q desesperarnos nunca... siempre q lo necesitemos, solo lo hacemos...
Susana: pues si don Fabio puede usted tener razón
Fabio : muy bien doña Susana, solo dígame donde y cuando, y listo
Susana: no no insisto no me diga doña, suena usted sabe muy formal
Fabio: estamos buscando algo más... casual entonces?
Fabio: me parece muy bien Susana...
Susana: que bueno don Fabio, o Fabio como prefiere que le nombre?
Fabio: como quieras, ahora si la vara es casual... mejor sin el don...
Susana: claro suena mejor Fabio
Fabio: entonces nos vamos a enviciar juntitos...q par...

Después de 15 minutos llega el mesero interrumpe, 2 capuchinos solamente?, Susana asienta, le contesta a Fabio

Susana: que peligroso, no le parece?
Fabio: bastante....pero de todas maneras, me sigue pareciendo una gran idea...
A vos no ?
Susana: no se que decirle, mi ansiedad no tiene cerebro
Fabio: yo pensare por los dos entonces...
Susana: y usted como hará con su vicio?
Fabio: gracias a dios mi vicio no me nubla el pensamiento...
Susana: no?
Fabio: solo a veces...
Susana: cuando?
Fabio :cuando me junto con alguien como vos..
Susana: mmmm eso suena halagador, o por el contrario?
Fabio: muy halagador,:mas de lo q debería tal vez..
Susana :pues muchas gracias, si cuando su vicio lo embarga y sus pensamientos se nublan es por mi razón, en realidad suena muy halagador
Fabio :si de hecho...vos perdes tu cerebro entonces ?
Susana :yo lo pierdo todo...
Fabio :porque así ?
Susana :no lo se, a veces me gustaría saber el porque pero no le encuentro respuesta
Fabio :eso si es peligroso ves...:vamos a estar los dos perdidos y ...... perdidos...
Susana: perdidos como que?
Fabio: en el vicio...sin pensar... sin analizar...solo sentir... actuar, eso es peligroso
Susana: demasiado...eso es lo satisface mi vicio
Fabio: pues ya te dije q quiero ser parte de eso... es mejor cuando uno tiene con quien compartirlo.. no ?
Susana :si Fabio pero las cosas tan buenas siempre se torna malas
Fabio :pues tendremos q pararlo cuando se vuelva malo entonces..
Susana :como detendría la corriente de un río?
Fabio :esa corriente nunca se va a detener, es solo salirse. Nada hacia el lado un momentito... y estas afuera, lo q pasa es q pues en el momento de ir por el río, tal vez vas a sentir cosas tan inexplicables q te puede costar salir, pero siempre las ganas pueden más guapa.

Cruzan miradas, un suspiro en Susana, hace devolverla ala realidad, mira su reloj, 15 para las 8.

Susana: Debo de irme don Fabio
Fabio: No te vallas (La sujeta de la mano), yo te dejo en tu casa, a las 8 nos vamos.
Susana: bueno…
Fabio: Susana me gustaría ayudarte mucho con su vicio, claro no me lo tomes tan mal, tu sabes, para devolverle la cortesía de su intención de acompañarme a alcohólicos anónimos.
Susana: (sonríe) Muchas gracias Fabio, ahí te comunico cuando son las reuniones en sexo maniáticos.
Fabio: Usted no me toma enserio Susana, le quiero ayudar, bueno claro, pero este no es lugar para hablar de la situación.
Susana: bueno, le parece si nos reunimos luego?
Fabio: Claro!!!
Susana: El miércoles alas 8 en mi casa? (mira el reloj son las 8)
Fabio: Si Susana ya nos vamos, el miércoles estaría estupendo, voy a pagar, ya regreso.

Susana se queda pensando en todo lo que acaba de suceder, le confeso aun gerente su afición al sexo, le invito a ir a su casa, claro hasta ahora ella no piensa mal, tan solo lo ve como un acto de amistad, aunque no sabe la clase de ayuda que Fabio le brindara.

1 comentario:

Hombre Azul dijo...

Opa, que buena historia, interesante lo de los vicios...